Master Agroalimentario (MGEA)


Logotipo Nebrija Business School

4 competencias clave en la empresa agroalimentaria

23 mayo, 2019
23 mayo, 2019 by MGEA in Blog

4 competencias clave en la empresa agroalimentaria

¡Ya estamos por aquí otra vez! En el post de este mes queremos hablaros de las competencias clave en la empresa agroalimentaria (en su momento, hablamos de las competencias clave de las personas, si te interesa pincha aquí) y que, de manera genérica, son transversales con independencia del tipo de actividad que ésta desempeñe. Pero, antes de proponeros las que consideramos más relevantes, ¿qué son las competencias clave?…

El término fue acuñado por vez primera en la década de los noventa por Prahalad y Hamel –por cierto, dos grandes revolucionarios en el mundo de la estrategia empresarial– y se refieren, como tal, al conjunto de características que definen a una compañía y que consiguen aumentar su competitividad en el mercado.

Básicamente, son los puntos fuertes a través de los cuales una compañía es reconocida por su ámbito y capacidad de influencia, por sus acreditados valores empresariales –tangibles e intangibles- que desencadenan y prueban su mismo prestigio y solvencia. Saber manejarlos es fundamental para los que están llamados a gestionar y/o dirigir la empresa agroalimentaria. Por ello, conozcamos esas competencias claves y sus implicaciones en cualquier realidad empresarial…

1.La inteligencia colectiva

Se trata de una competencia clave fundamental. La misma bien gestionada y orientada, como parte del ADN innovador de la empresa agroalimentaria, es precursora y generadora de talento.

La inteligencia colectiva persigue generar soluciones y propuestas a partir del pensamiento colectivo y colaborativo, para lo que es fundamental que cada uno de los eslabones de la empresa se encuentren ensamblados –en cuanto a la consecución de logros y objetivos- y funcionen a la perfección. Por tanto, es necesario el reconocimiento de cada uno de los integrantes que hacen posible cada realidad empresarial. Así, su principal activo será la generación de valor. Y ello, hay que gestionarlo cada día.

2. La influencia

Una empresa agroalimentaria que no es capaz de influir en su entorno más inmediato o que no tenga suficiente capacidad como para provocar respuestas deja de ser competitiva y por tanto, atrayente. Dicho en lenguaje popular: “hay que situarse en el meollo de la cuestión” para contar y ser tenido en cuenta. Al menos, como referentes…

Cada vez más nos movemos en un mundo donde las percepciones e influjos juegan un papel determinante. Influir en nuestro entorno empresarial es una competencia clave y ello, pasa sin duda por ejercer un liderazgo transformador y eficaz en aquél entorno competitivo en el que nos situemos y no sólo implica hacerlo en aquellos aspectos operativos y/o estratégicos sino también en los que tienen una impronta social. De ahí, por ejemplo, que la responsabilidad social corporativa de la empresa sea un foco de especial atención en términos de su gestión.

3. La innovación

Actualmente, la innovación es capital fundamental para el desarrollo de toda empresa agroalimentaria. Es imposible avanzar en una compañía si se prescinde de esta misma competencia clave. Fundamentalmente, porque los cambios acelerados que vivimos son constantes y acontecen rápidamente. Ello, conlleva una permanente adaptación; entendiéndose por tanto, la innovación como un proceso lógico y natural de nuestros tiempos que implica saber anticiparse a los avances y desarrollos futuros pero, con un sentido gestor. Cuestión que, fundamentalmente, pasa por crear e implementar una cultura innovadora que tendría que ser transversal para el desarrollo de la propia empresa agroalimentaria.

La innovación ha de ser competencia material y estratégica para el funcionamiento operativo de la organización. Tratando de favorecer esa cultura de la innovación que ha de ser apreciada y resuelta en todo proceso, operación e incluso, en los equipos que la integran.  

4. La competitividad

La competitividad es otra competencia clave que requiere ser gestionada. No sólo se es competitivo para asegurar el beneficio y el éxito en la empresa agroalimentaria, sino también para mantener el ritmo y el equilibrio en una carrera que, normalmente, suele ser “de fondo”.

Como competencia clave, resulta ser un eje transversal que ha estar presente –y ser consciente- en todas y cada una de las áreas de la empresa, particularmente, porque también está orientada a generar valor. Al respecto, innovación y competitividad son competencias clave que han de gestionarse a la par de manera deliberada.

La gestión de la competencia empresarial pasa, sin duda alguna, por modelos organizativos mucho menos jerarquizados, más inclusivos por supuesto, plenamente transversales. Disponer de equipos altamente
competitivos es, sin lugar a dudas, un aliado para la obtención del beneficio empresarial y por ende, de gran valor. 

Estas son las competencias clave en el ámbito de la empresa agroalimentaria. ¿Echas en falta alguna?…

Tagged → , , , , , , , ,

Organizadores

  • Fundación LAFER

Apoyos:

  • AENOR
  • Calidad Pascual
  • Foro Interalimentario
  • Unilever
  • Banco Santander
  • Grupo Fertiberia

Colaboradores:

  • Lacteas del Jarama
  • Avilagro
  • Vitartis
  • Cámara de Comercio de España
  • Asedas
  • Aseacam
  • ASAJA
  • Cooperativas Agro-alimentarias de España
  • ORGANIZACIÓN COLEGIAL VETERINARIA
  • ASINCA
  • Veterindustria
  • Junta de Extremadura
  • Asociación ALCYTA
  • Fundación CESFAC
  • Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies