Master Agroalimentario (MGEA)


Logotipo Nebrija Business School

Logistica avanzada: De la gestión de almacenes y transporte a la cadena de suministro extendida

25 julio, 2013
25 julio, 2013 by MGEA in Actualidad, Blog, Opinión

Logistica avanzada: De la gestión de almacenes y transporte a la cadena de suministro extendida

Miguel A. Martín. Profesor de Logística en el Máster en Gestión de Empresas Agroalimentarias (MGEA)

La visión actual de la logística pasa por una visión global del flujo de mercancías y eso va desde la gestión del aprovisionamiento hasta el destinatario final de las mismas que no es otro que el cliente o en su caso el consumidor final.

Como ocurre en todos los sectores y actividades de la economía, la gestión del flujo de materiales y productos ha evolucionado de una manera muy significativa. Yo diría que para todos los que hemos vivido esta evolución ha significado todo un reto profesional y al mismo tiempo un placer haber tenido la oportunidad de disfrutar con esta experiencia.

Hoy día, muchos de estos procesos son achacados a la difícil situación por la que se está pasando y sin embargo este no es el caso que nos ocupa. Es cierto que el desarrollo ha sido exponencial en el tiempo y que la verdadera explosión ha tenido lugar en tiempos que se pueden considerar recientes, pero en todo caso anterior al estallido de la crisis actual. No es por tanto consecuencia de esta crisis, sino una cuestión de pura búsqueda de mejora en la competitividad de las empresas.

La realidad es que una actuación interdepartamental descoordinada en la que cada uno de los departamentos trata de obtener el mejor de los resultados poniendo el foco en el área concreta de su gestión, hace muy difícil, si no imposible, obtener el mejor resultado global. Hay que hacer que la suma de uno más uno no sea menor que dos, sino mayor. Esto implica que algunos de los colectivos, llegado el caso, sacrifiquen resultados para que otros saquen partido de ello siempre que el saldo sea positivo. Esto es lo que en realidad significa trabajar en equipo y el máximo ejecutivo es el primero que ha de entenderlo.

Si planteáramos la pregunta de qué es la logística a cualquiera que esté fuera de ella, es muy probable que, superada ya la clásica referencia al ejército, la gran mayoría nos respondiera en términos simplemente de transporte y almacenes. Sin embargo esto, que fue la realidad hace ya tiempo, ha quedado absolutamente obsoleto.

La visión actual de la logística pasa por una visión global del flujo de mercancías y eso va desde la gestión del aprovisionamiento hasta el destinatario final de las mismas que no es otro que el cliente o en su caso el consumidor final. Esta visión ha influido también en el perfil del gestor de esta área que ha pasado de requerir de un técnico a un director con el verdadero significado que esta palabra conlleva: coordinador de equipos y conocimiento frente a la figura de un especialista, que verdaderamente lo han de ser los miembros del equipo que dirige.

Los eslabones que componen esta cadena de suministro extendida son:

    • Previsión de la demanda y planificación de producción
    • Compras
    • Aprovisionamiento
    • Gestión de almacenes y red logística
    • Transporte
    • Logística internacional (comercio exterior)
    • Atención al cliente
    • Packaging (envase y embalaje)
    • Logística inversa

De la observación detallada de estos componentes se desprende que la implantación de un departamento de estas características es muy difícil si no se cuenta con el absoluto convencimiento y pilotaje del máximo responsable de la organización, puesto que, de no ser así, el conflicto de intereses entre departamentos está absolutamente garantizado. Empezando por el área industrial, que tendrá que adaptarse a lo que el mercado realmente demanda y al ritmo con que lo hace, siguiendo por el área comercial que tendrá que compartir su conocimiento del mercado, puesto que verá como alguien ajeno a él seguirá la amplitud del catálogo de productos, lo ajustado de sus previsiones a la realidad e incluso tendrá acceso a los clientes en aquellos aspectos que afectan al flujo de mercancías. Márketing verá que alguien más interviene en el desarrollo del envase y el embalaje y la comunicación y diseño comercial no será el único argumento de decisión, sino que pasarán a formar parte de la misma aspectos tales como las características y cantidad de materiales tanto por el coste en sí de los mismos como por la incidencia medioambiental, los aspectos ergonómicos para su manipulación, requerimientos de identificación y el aprovechamiento de espacios que afecta a ocupación de almacenes, transporte y lineales en los puntos de venta como más destacados.

El área de finanzas verá también como sale de su dependencia la facturación y gestión de cobros, puesto que la atención al cliente implica todo aquello que va desde la facturación hasta el cobro y cualquier tipo de relación con esos clientes en lo que se refiere acciones de mejora continua en el flujo de mercancías, como es por ejemplo la parte que atañe a la logística dentro de la filosofía E.C.R. (respuesta eficiente al consumidor). Aparte de lo que ello afecta al área comercial, el principio en que se fundamenta esta asunción de responsabilidad es que una mercancía no está correctamente entregada hasta que no está en condiciones de ser cobrada y cobrada.

Todo lo anterior implica indudablemente que la cadena de suministro ha de estar permanentemente interrelacionada con el resto de áreas con las que interactúa y eso lo ha de tener muy claro su gestor y por ello ha de tener muy sólidos argumentos en todas sus tomas de decisión, para lo que se ha de apoyar en todas aquellas soluciones que la tecnología pone a su alcance para evitar caer en percepciones más que en opciones técnicamente soportadas.

Las empresas más avanzadas y de referencia ya aplican este tipo de organización, pero dar el salto a ella requiere de un proceso premeditado y tiempo para su adaptación sin caer en la precipitación. El sector agroalimentario ha de adaptarse a esta realidad para avanzar en el nivel de eficiencia que se exige para ser competitivos en el mercado.

Fuente: Agronegocios

Organizadores

  • Fundación LAFER

Apoyos:

  • AENOR
  • Calidad Pascual
  • Foro Interalimentario
  • Unilever
  • Banco Santander
  • Grupo Fertiberia

Colaboradores:

  • Lacteas del Jarama
  • Avilagro
  • Vitartis
  • Cámara de Comercio de España
  • Asedas
  • Aseacam
  • ASAJA
  • Cooperativas Agro-alimentarias de España
  • ORGANIZACIÓN COLEGIAL VETERINARIA
  • ASINCA
  • Veterindustria
  • Junta de Extremadura
  • Asociación ALCYTA
  • Fundación CESFAC
  • Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies